Analíticas

Actualmente, el control de la calidad del agua y la composición de los alimentos, es fundamental para evitar problemas sanitarios y corregir procesos productivos que pueden perjudicar el producto que llega al consumidor.

 

La calidad del agua es fundamental, no sólo la que bebemos, sino también la que se utiliza en los procesos productivos y de fabricación de alimentos, por lo que es muy importante la gestión y tratamiento que se realiza con éste recurso tan básico y limitado.

 


 

 En Plagalia sabemos, que dentro de esta gestión tan necesaria que debemos realizar del agua, se incluye el control analítico, en el que se determinan los niveles de los diferentes parámetros necesarios de controlar y en los que influyen las características físicas, químicas, biológicas y radiológicas del agua, las que determinan que sea apta para un uso u otro, por lo que no existirán los mismos requisitos para el agua destinada a consumo humano que un agua destinada a riego, por lo que no se tendrán en cuenta los mismos parámetros en aguas destinadas a distintos fines.

 

Un alimento, al igual que debe poseer todos los componentes necesarios para que resulte beneficioso para nuestro organismo, debe estar exento de bacterias u otros organismos nocivos que puedan producirnos efectos dañinos. Pero no sólo el alimento y las materias primas que fueron necesarias para elaborar el producto final, sino también todos los elementos necesarios para su fabricación, desde la maquinaria en las grandes factorías alimenticias, hasta la mesa de trabajo de la cocina de un restaurante donde se prepara para servir a sus Clientes. Todos estos procesos deben ser controlados.

¿Qué analíticas hacemos?

Las principales analíticas que hacemos son las siguientes:

 

Agua de consumo

Agua de procesos de producción

Agua de pozo

Aguas residuales

Determinación de Legionella

Materia prima

Alimento preparado

Superficies de trabajo

Trihalometanos

...

 

 

Todas las analíticas son realizadas por nuestros laboratorios externos, que cuenta con las certificaciones y acreditaciones requeridas para cada tipo de determinación.


¿Cómo lo hacemos?

En todo momento, los técnicos de Plagalia realizan todas las tareas de recogida, traslado y entrega de muestras, atendiendo a la normativa legal aplicable a cada tipo de muestra.

 

Todas nuestras muestras son codificadas individualmente, sin figurar el nombre de nuestro Cliente, por lo que ni nuestro laboratorio externo conoce el origen de la muestra. Una vez recogidas y registrados todos los parámetros que debemos facilitar al laboratorio, como temperatura, nivel de cloro, naturaleza de la muestra,... son contenidas en equipo refrigerado para su conservación.

Todas las muestras serán entregadas en el laboratorio para su análisis, dentro del mismo día de recogida, para evitar todos los desvíos que se pudiesen producir. Una vez recibamos los resultados analíticos, los enviaremos a nuestro Cliente, detallándole cualquier incidencia que se hubiera podido determinar, así como las medidas a tomar para corregirla.  

Recogida

Empleando los envases homologados y de la forma requerida.

Codificación

Cada muestra es única, sin detallar los datos del Cliente.

Transporte

Se realiza cumpliendo todas las normas y en recipiente refrigerado.

Entrega

Se produce en un plazo máximo de 24 horas.

Informes

Una vez recibido del laboratorio es enviado al Cliente.